El surrealismo histórico

blogerredas 8 Septiembre, 2010 0

film



La única película española que compite por el León de Oro, “Balada triste de Trompeta” sacudió este martes la Mostra de Venecia con un retrato extravagante sobre el franquismo y las dos Españas que llegan a helar la sangre. Este descabellado film dirigido por Alex de la Iglesia, coloca al espectador en plana guerra civil (1937), para contar una historia de amor un tanto extravagante.

Básicamente se hace un repaso de la historia reciente de España, a través de dos payasos desfigurados llamados Javier y Sergio, uno el triste, y el otro el jocoso y alegre, quienes se combaten a muerte por el amor de una joven acróbata. En base a esto, su director durante la rueda de prensa, aseguró que se trata de una historia de amor salvaje, de horror y un poco de humor, una verdadera mezcla de componentes no complementarios, que terminan haciendo explosión en el final del film.

Esta parodia de horror, y no tanto, que muestra a personajes tétricos de circo como telón de fondo, junto con payasos transformados en monstruos entre elefantes y enanos, llega hasta la década del 70, antes de la ida del franquismo.

Esta película se puede entender como una metáfora de las dos Españas que existían en ese momento, la que se encontraba del lado del dictador Franco, y la de los demás que estaban en contra intentando evitar que los mataran. Se emplean todos los géneros cinematográficos, y muchísimas secuencias disparatadas, que no tienen demasiado sentido a simple vista, pero desde un análisis mas profundo son absolutamente justificadas.

Esta última obra del autor de películas como “La comunidad”, o “El día de la Bestia”, debido a sus escenas extravagantes, grotescas y excesivas, seguramente logrará convencer al presidente del jurado, quien es nada menos que Quentin Tarantino, un director que ha hecho cosas bastante similares y le encanta este tipo de apuestas cinematográficas.